¿Por qué cada vez hay más miopes?

En la entrada de esta semana queremos hablaros del impacto que tiene la miopía, a día de hoy, en nuestra vida diaria y qué podemos hacer para frenar su avance.

¿Nunca os habéis preguntado por qué hay cada vez más miopes?

Hace 40 o 50 años nuestra actividad laboral y tiempo libre se desarrollaba principalmente de lejos, bien en interior o en exterior. A medida que la tecnología ha ido desarrollándose y han aparecido los Smartphone, tablets, etc. se ha aumentado el número de horas que trabajamos en cerca, lo cual implica que nuestros ojos están evolucionando para adaptarse a esas nuevas necesidades visuales, y los ojos que ven bien en cerca (actúan como lupas) son los miopes.

Según los últimos estudios, en 2050 la mitad de la población mundial será miope. En la actualidad, en países como China ya se están tomando medidas para frenar su progresión puesto que más del 90% de los niños son miopes.

Cabe esperar que si a un niño le dejamos que use dispositivos electrónicos un número de horas ilimitadas desde edades tempranas y sin realizar actividades que contrarresten esta fatiga visual, por ejemplo actividades al aire libre, las  probabilidades de desarrollar una miopía son elevadísimas.

¿Cuál es la prevalencia de desarrollar miopía?

Si a los seis años el niño tiene menos de 0.75 dioptrías de Hipermetropía tendrá un 75% de probabilidades de ser miope a los 13 años, edad en la cual se produce un importantísimo cambio hormonal que provocará una progresión más rápida aún de esta miopía.

Si el niño tiene 1 o 2 padres miopes, la probabilidad se incrementa en 3 y 7 veces más respectivamente.

¿Qué consecuencias puede tener en la salud ocular este crecimiento exponencial de la miopía?

Las enfermedades que se pueden padecer a partir de las 6 dioptrías de miopía son:

-Miopía magna.

-Glaucoma.

-Desprendimiento de retina.

Es importante destacar que las consecuencias de todas ellas son irreversibles para los ojos.

¿Qué podemos hacer para prevenir el avance de la miopía?

La recomendación fundamental es no abusar de los dispositivos electrónicos y en el caso de que sea necesario su uso, realizar actividades al aire libre entre una hora y media y dos horas al día porque la vitamina D, la radiación UVA y pasar más horas usando la visión de lejos hará que seamos miopes más tarde y que la miopía avance más despacio.

Igualmente es fundamental hacer descansos cuando trabajemos en cerca y aplicar la regla 20-20-20, es decir, cada 20 minutos de trabajo en cerca debemos descansar 20 segundos, mirando a un objeto que se encuentre a unos 20 pies (6 metros).

¿Qué puede hacer el optometrista por nosotros?

Muchísimo. Los optometristas tenemos un papel importantísimo y es que a día de hoy hay lentes de contacto (lentillas) que frenan en gran medida la progresión de la miopía. En MiraDA nos formamos continuamente para estar actualizados sobre los últimos avances y poder ofrecer el mejor servicio a nuestros pacientes.

En nuestro centro terapéutico disponemos de lentillas diarias, trimestrales y anuales de este tipo que nos permiten hacer una adaptación personalizada para cada caso particular. No hay límite de edad para empezar a utilizarlas así que si tienes dudas, quieres probarlas o simplemente necesitas algo más de información no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de esta misma web. MiraDA, ver bien para pensar mejor

 

 

Publicado en Miopía y etiquetado , , , , .

Deja un comentario