La guerra entre la sanidad natural y la sanidad tradicional

Recientemente en los medios de comunicación nos bombardean con constantes noticias sobre la retirada de productos naturales y homeopáticos de las farmacias, con el rechazo de terapias naturales que funcionan y que cuentan con evidencias clínicas.
¿Alguien se ha cuestionado el por qué de esa guerra? ¿alguien se ha preguntado el por qué la medicina natural está considerada como una práctica no convencional?
Como viene siendo habitual en estos tiempos, un post de internet se ha hecho viral por ofrecernos datos que nos hacen reflexionar sobre lo que se oculta detrás de esta prohibición. Os lo reproducimos para que podáis analizarlo por vosotros mismos:

  1. “Suiza: En Suiza se incluyó la medicina complementaria en la sanidad pública en 2009.
  2. Alemania: Posee 25 hospitales de orientación a la medicina integrativa, 3 de ellos en Berlín, Berna y con estructura Universitaria. La medicina Integrativa forma parte del sistema de salud y se completa con la Acupuntura, Homeopatía y la Osteopatía junto con las terapias clásicas. Forman parte del Seguro de Salud Obligatorio.
  3. Francia: El paciente puede elegir la terapia complementaria con supervisión y orientación de su médico dentro del sistema sanitario.
  4. Reino Unido; desde 1982, existe el Consejo Británico de Investigación sobre Medicina Complementaria con Hospitales basados en estas terapias en Londres y Glasgow.
  5. Canadá: 1999, el gobierno aceptó recomendar 53 terapias complementarias en el Comité Health creando un Comité Asesor sobre Medicina Complementaria.
  6. Australia: En 2010 crearon el Comité de Medicina Complementaria e Integrativa y forma parte de las instituciones de Salud.
  7. EEUU: Durante la legislatura de Obama, se señaló la posibilidad de integrar en el sistema público de salud la medicina integrativa. Se creó NIH: National Center for Complementary and Integrative Health.”

Tras la exposición de estos datos, nos preguntamos: “¿Qué nos pasa en España? ¿Qué nos pasa a los sanitarios que parece que nos da miedo hablar de la sanidad, terapia y medicina integrativa y la tratamos como “el maligno”? ¿Será el desconocimiento que tenemos sobre lo natural y lo integrativo? ¿Será la ausencia de materia durante las carreras sanitarias sobre nutrición, medicina natural, y las terapias integrativas que nos hace considerarlo una práctica mala?¿Miedo a lo desconocido?”

Desde MiraDA defendemos que la información es la mejor herramienta para decidir sobre tu salud. No debemos prohibir, solo informar, investigar y descubrir, de lo contrario nunca se podrá seguir avanzando.
Tal y como piensa la directora clínica de MiraDA, Natalia Díaz-Arca Díaz, votemos “por la apertura de mente, aceptar que no podemos saberlo todo como sanitarios ( farmaceúticos, médicos, optometristas, fisioterapeutas, psicólogos…) y aceptar que hay otras alternativas que pueden ayudar a nuestros pacientes a mejorar su calidad de vida.

Integremos la sanidad integrativa en el sistema de salud público, regulemos la medicina y terapias integrativas en los hospitales, y centros de salud como hacen otros países antes mencionados, esto favorecerá la fusión de ambos, y asegurará su uso legal, regulado con supervisión y profesionalidad” en beneficio de la salud de las personas.
Apostamos por el avance.

Publicado en Sin Categoría y etiquetado , , .

Deja un comentario