El uso del móvil en la oscuridad puede provocar ceguera temporal

Cuantas veces nos vamos a la cama y, en plena oscuridad, chequeamos el móvil una última vez. Una última vez que se alarga bastante, porque no es solo esa notificación que ha saltado de repente, es el resultado deportivo, la agenda de mañana, los correos pendientes, la alarma, …. Y al final se alarga ese último momento más de la cuenta. Pues bien, recientes estudios han confirmado que trabajar o leer mientras que se está tumbado con la luz apagada puede provocar estragos en la visión, tales como la ceguera temporal. Los sujetos de la investigación, dos mujeres que, según publicó el diario New England of Medicine, padecieron ceguera transitoria por haber utilizado su ‘smartphone’ en la oscuridad de manera continuada.

Los hechos fueron los siguientes:

  • Una de las mujeres se quejaba de numerosos episodios en los que perdía temporalmente la visión en un ojo por las noches.
  • La otra, relató episodios similares que se habían repetido durante meses.

Ambas pacientes fueron sometidas a pruebas oftalmológicas y cardiovasculares sin que los resultados fueran concluyentes, Finalmente, fue un neurooftalmólogo, quien apuntó la causa de su problema: el uso del móvil por las noches, a oscuras.

¿Pero cómo explicar que la ceguera se produjese solo en un ojo?

Solo uno de ellos quedaba expuesto a la luz del móvil en la oscuridad, de tal forma que un ojo estaba adaptado a la oscuridad y el otro, a la luz. Al apagar la luz, ese ojo adaptado a ella se percibía como ‘ciego’.

El especialista aseguró que esta ceguera temporal es inofensiva y que es totalmente evitable, ya que bastará con tener cuidado al consultar el móvil a oscuras. Habrá que asegurarse de que ambos ojos estén mirando la pantalla. A pesar de ellos, MiraDA os recuerda que, a mayor exposición a pantallas, mayor riesgo de dañar nuestros ojos. Reduzcamos el tiempo dedicado a trabajar con ellas y respetemos siempre los consejos de higiene visual para evitar percances: seguir la regla 30-30-30, luz natural, espacios bien iluminados, y, sobre todo, no abusar de estos dispositivos.

Publicado en Artículos.

Deja un comentario