El desarrollo de la lateralidad en el seno de la familia

El entorno familiar puede favorecer el correcto desarrollo de la lateralidad de nuestros hijos así como ayudarles activamente a definirse como diestros o zurdos.

Es importante que la familia les transmita una imagen positiva de su lateralidad para que el niño no busque la construcción de la misma persiguiendo la identificación con la figura de la madre o del padre renunciando a su propio diseño lateral sino para que la construya por sí solo.

Hay ocasiones en las que el niño no tiene aún su diseño definido y el deseo de parecerse a sus progenitores o de diferenciarse de sus hermanos hace que intenten construirse una lateralidad en contra de su naturaleza.

Si creamos un clima propicio a su diseño lateral, defendiendo y facilitando el desarrollo de su lateralidad, independientemente de la del resto de las personas que conviven en casa, el niño se sentirá seguro y aceptado.

Existen actividades de la vida cotidiana que podemos potenciar para que las realicen con su lado dominante siempre y cuando conozcamos el diseño lateral del niño. Estas son:

– Cepillarse los dientes.

– Abrir una puerta.

– Peinarse.

– Enjabonarse.

– Comer (cuchara, tenedor, cuchillo).

– Exprimir una naranja con exprimidor manual.

– Abrir cerradura con una llave.

– Cortar el pan.

También es interesante potenciar la mano dominante en todas las actividades lúdicas familiares:

– Tirar el dado y mover las fichas del juego.

– Barajar y repartir las cartas.

– Palmear un globo en el aire.

– Lanzar y botar pelota.

– Ensartar piezas para hacer pulseras y collares.

– Troquelar con punzón en un dibujo.

– Encajar las piezas de construcciones.

– Jugar al tiro a la diana.

Finalmente, es importante que los padres mantengamos una comunicación con los educadores  del colegio y con los profesionales de las actividades deportivas que realicen nuestros hijos  para elaborar juntos un proyecto de desarrollo único que les favorezca el lado dominante.

Publicado en Lateralidad y etiquetado , , , .

Deja un comentario