Hoy hablamos de,…la importancia de la higiene visual

¿Qué es la higiene? Según una de las definiciones de la RAE (Real Academia de la Lengua Española) es  la “parte de la medicina que tiene por objeto la conservación de la salud y la prevención de enfermedades”.

¿A qué llamamos higiene visual?  La higiene visual consiste en un conjunto de normas, fáciles de seguir, destinadas a controlar los factores que pueden provocar un efecto nocivo sobre la visión. Es decir, son un conjunto de reglas que nos ayudan a mejorar los problemas visuales y, aunque no los resuelven totalmente, sí que contribuyen a tener un mejor rendimiento y una menor fatiga visual. Por lo tanto, la higiene visual es parte de la medicina y, como tal nos ayuda a prevenir enfermedades y a conservar la salud.

Una de las piezas clave en la higiene visual es la ergonomía que es la ciencia que estudia las relaciones del ser humano con el trabajo que realiza para adaptar mutuamente las condiciones fisiológicas de la persona y las tecnológicas de las máquinas que utiliza para realizar su labor. Si controlamos esta relación que establecemos entre nuestro trabajo y los instrumentos que nos ayudan a desempeñarlo, estaremos haciendo uso de la ergonomía para prevenir enfermedades y, por lo tanto, estaremos trabajando nuestra higiene visual.

A continuación os detallamos una serie de pautas muy recomendables que aconsejamos que sigáis con el objetivo de prevenir posibles problemas visuales:

  • Tener la habitación donde se va a realizar la tarea ordenada y bien aireada.
  • Para reducir el estrés visual lo más recomendables es aplicar la regla 20-20-20 que aconseja que por cada 20 minutos de trabajo se haga un descanso de 20 segundos mirando a un objeto situado a 20 metros (mirar por la ventana por ejemplo)

  • Es importante mantener una buena postura y una buena distancia al plano de trabajo. Por eso, para distancias en cerca se debe usar un atril con una inclinación de 20o, así la postura corporal estará más relajada, la tensión visual será menor y la respiración será más fácil, y siempre a una distancia al menos de 40 cm. Es importante también el uso de una silla regulable, especialmente en niños, para que la altura sea la adecuada a su estatura, sin dejar que los pies cuelguen, sino que formen un ángulo de 90 Para ello podemos utilizar un taburete o reposapiés. La espalda debe tocar siempre el respaldo. Por último, el escritorio siempre debe estar delante de una ventana o de un espacio abierto, nunca de cara a una pared.
  • Si trabajamos con ordenadores, la pantalla debe estar colocada ligeramente por debajo de la altura de nuestros ojos y la distancia a la pantalla debe ser de 50-60 cm.
  • En cuanto a la iluminación, siempre que sea posible, debemos estudiar o trabajar en una sala preferiblemente con luz natural. En el caso de que no pudiera ser, deberíamos tener en el techo de la habitación una luz y complementarla con una luz puntual en la mesa de trabajo que se situará a la izquierda si eres diestro y a la derecha si eres zurdo con el objetivo de no dar sombra sobre el plano de trabajo. Una luz fluorescente ayuda al rendimiento. Es importante evitar reflejos sobre la zona de lectura o sobre la pantalla del ordenador.
  • Entre los ojos y el papel ha de haber como mínimo la distancia que va del codo a la primera falange del dedo índice, esta distancia se le conoce como “Distancia de Harmon” (que es aproximadamente 30-40cm).

  • No colocar nunca la hoja inclinada mientras se lee o escribe. Una inclinación de más de 20 grados implicará la supresión funcional de un ojo.
  • Los antebrazos deben estar apoyados sobre el plano de trabajo y no mover la cabeza al leer.
  • La dieta alimenticia debe ser rica en vitamina A (leche, zanahorias, ciruelas, yemas de huevo), verduras y frutas.
  • Son recomendables las salidas al campo, a espacios libres o abiertos para relajar la acomodación y así evitar la progresión de la miopía tan en auge en la sociedad actual por el abuso de uso de aparatos electrónicos y abuso de trabajo en visión próxima.

Como veis tener una buena higiene visual no es difícil, simplemente hay que ser constante y muy disciplinado. Tenemos que corregir malos hábitos y hacer que nuestros ojos vean más allá de una pantalla de ordenador. Ya sabes, aprovecha lo que queda de las vacaciones y empieza a poner a tus ojos a punto para el nuevo curso.

Publicado en Higiene visual y etiquetado , , , , , , , , , .

Deja un comentario