Aprender jugando con… Fantasma

¿Eres rápido? ¿Crees que tienes los mejores reflejos de la familia?

Demuéstralo con este sencillo juego en el que la concentración y la rapidez visual son las claves para poder ganar.

El juego consta de cinco piezas (un sillón, un ratón, una botella, un libro y un fantasma) y un mazo de cartas. Para poder jugar, las piezas se dispondrán en la mesa y las cartas boca abajo. En cada turno se desvela una carta y los jugadores deben atrapar rápidamente el objeto que coincide en forma y color con alguno de los mostrados en la carta. ¿Dónde está el truco? En que en la mayoría de las cartas no hay ningún objeto que encaje con esa descripción. Es entonces cuando los jugadores tienen que hacer uso de su agilidad mental y visual para coger el objeto que no coincide ni en forma ni en color con ninguno de los mostrados en la carta.

¿Te atreves? Hay que estar muy despierto y ser rápido como el rayo para poder ganar. ¿Quién será el mejor?

 

Publicado en Sin Categoría.

Deja un comentario