Mi hijo escribe números y letras en espejo… ¿por qué?

En la entrada de hoy queremos hablar de una situación con relativa frecuencia entre los niños: la escritura especular o en espejo. ¿Por qué ocurre?

En el momento del nacimiento y durante los meses posteriores a este nuestros hijos actúan impulsados por sus reflejos primitivos (mencionados en entradas anteriores de nuestro blog), pero a medida que crecen comienzan a desarrollar habilidades por medio de la experiencia. Por ejemplo, desarrollan la psicomotricidad fina usando las manos para coger objetos, agarrarlos, y luego con acciones más complejas. También a nivel motor comienzan a arrastrarse, a gatear y luego a correr. Todo ello hará que poco a poco vayan realizando ejercicios más difíciles y también se establezca la dominancia de la mano, el pie, el oído y el ojo.

Alrededor de los 5 años nuestro hijo ya debe saber cuál es su mano derecha e izquierda y a los 8 debe identificarlas en otra persona y en dos objetos. Cuando la lateralidad no se ha asentado en este periodo el niño comienza a tener dificultades a la hora de escribir, puesto que no tiene automatizadas las bases de la lateralidad, y puede manifestarse con este tipo de escritura.

Si bien, es cierto que un niño puede tener asentada su lateralidad y presentar este fenómeno. La percepción visual también participa en este proceso, cuando alguna de sus habilidades no funciona adecuadamente identificando similitudes y diferencias entre las letras ocurre esta escritura. Por ejemplo es habitual que confundan letras como la “b” y la “d” y/o la “p” y la “q”.

En MiraDA ofrecemos terapias personalizadas según la dificultad que presente cada paciente, entrenando todas aquellas habilidades que no estén en su máximo potencial para que desaparezcan este tipo de dificultades.

Publicado en Lateralidad y etiquetado , , , .

Deja un comentario