Libro del mes: ¿Por qué yo no puedo? de María Jesús López Juez

Niño-agobiado

Cuando hablamos de fracaso escolar, asociamos las dificultades de aprendizaje al mal comportamiento de los niños o su falta de interés, sin darnos cuentas que el origen de todos estos problemas está en el cerebro.

La doctora en neurociencia María Jesús López Juez lleva más de veinte años trabajando con niños con daño cerebral y problemas de desorganización neurológica. En este libro nos explica de manera sencilla y directa qué suponen las dificultades de aprendizaje a nivel de neuroaprendizaje y nos enseña todo lo que ha aprendido en estos años.

Los retrasos en la lectura, las dificultades para captar información oral o para seguir instrucciones, la mala postura corporal, el déficit de atención, el desorden, …Son todas dificultades con un denominador común: proceden del cerebro del niño. “Es el cerebro el que lee, escribe, habla y comprende. Por lo tanto, cómo se haya desarrollado el cerebro del niño va a tener una influencia decisiva en cómo procesa la información de tipo escolar.”

María Jesús nos habla de la ruta motora, la visual y la auditiva, de cómo se desarrollan y cómo llevan al niño a disponer de los requisitos necesarios para que su aprendizaje sea el adecuado.

“Entre las herramientas neurológicas de las que dispone nuestro cerebro, son especialmente importantes para el aprendizaje las relacionadas con el procesamiento de la información visual -captada a través de los ojos-, las de procesamiento auditivo -captada a través de los oídos-, y las que se engloban en la respuesta psicomotora. Estas herramientas visuales, auditivas y motoras, son las básicas y las primeras que se van a desarrollar, pero además van a interaccionar entre ellas generándose otras nuevas herramientas neurológicas.”

Tras un análisis exhaustivo y detallado, el libro nos enseña que hay otras formas de abordar las dificultades de aprendizaje al margen de la medicación. Trabajar en la organización neurológica ayuda a los pacientes a establecer los circuitos neuronales necesarios para tener éxito en el aprendizaje.

“Les planteamos un trabajo de fondo que no trate el síntoma externo observable, sino que penetre la raíz del proceso. Un trabajo que no vincule al niño con una patología, sino que indague y opere en su proceso de desarrollo.”

Publicado en Libros.

Deja un comentario