Reeducación auditiva, una estimulación muy efectiva.

Ana, es una mujer de 29 años que acude a nuestro centro con síntomas auditivos que le dificultan en su día a día.

Tras rellenar un cuestionario de signos y síntomas destacamos:

  • Historial de otitis.
  • Hay que llamarla varias veces para atraer su atención.
  • Es incapaz de seguir instrucciones complejas.
  • Le molestan los ruidos fuertes.
  • Problemas de atención.
  • Se pone nerviosa cuando está en lugares con mucha gente.
  • Acúfenos.
  • Se pierde durante la clase continuamente.
  • Los ruidos fuertes le provocan mareos.
  • Déficit de atención.
  • Necesita de quitar la música para conversar.
  • Dice mucho ‘’que’’.

 

Tras valorar estos síntomas realizamos distintas pruebas para valorar su procesamiento auditivo. Vemos que Ana tiene dificultades a nivel de:

  • Selectividad, discriminación y lateralidad auditivas.
  • Falta de uniformidad en la forma en que percibe el sonido.

Concluimos que el mejor tratamiento para disminuir o eliminar sus síntomas era la reeducación auditiva y decide realizar dicha estimulación.

Dicho tratamiento consta de 20 sesiones, en las cuáles escuchará diferentes sinfonías a distintos decibelios para mejorar su procesamiento auditivo.

Tras finalizar el tratamiento hemos podido evaluar la mejoría tanto en sus habilidades de procesamiento auditivo como en los síntomas auditivos que le mejoran su calidad de vida cotidiana.

Los beneficios que se han podido apreciar son:

  • Mejora en su atención en clase.
  • Entiende mejor el idioma inglés.
  • Puede seguir relatos en la televisión.
  • Es capaz de seguir una conversación con la música encendida.
  • Se explica con mayor claridad.
  • En las reuniones con sus amigos puede seguir las conversaciones del grupo.
  • Mayor autoestima y debido a ello se siente más sociable.

Porque oir y escuchar no es lo mismo y la estimulación de los sentidos trabaja desde la raíz de las dificultades.

Desde MiraDA os animamos a resolver vuestras dificultades auditivas para ser más eficaces y felices.

 

Publicado en Audición.

Deja un comentario