¿Qué es la lateralidad?

La lateralidad es la capacidad de un individuo para tener conciencia de su cuerpo y percibir que está formado por dos mitades bien diferenciadas: los hemisferios cerebrales. Ambas partes han de interactuar la una con la otra de manera fluida y permanente a través de una estructura que las une y comunica, el cuerpo calloso.

 

lateralidad

La lateralización es el proceso por el cual se desarrolla la lateralidad y es fundamental para el aprendizaje de la lecto-escritura y la completa madurez del lenguaje. Cuando el niño diferencia completamente entre izquierda y derecha, ha hecho que sus dos hemisferios trabajen juntos y, por lo tanto, tendrá la lateralidad completamente integrada. Esta habilidad debería estar adquirida a los seis años.

A pesar de que uno de nuestros hemisferio sea dominante, ambos de ellos trabajan, funcionan, se comunican y son completamente necesarios.

 

¿Cuántos tipos de lateralidad hay? Podemos hablar de dos tipos fundamentalmente: La lateralidad homogénea es la que se da cuando ojo, mano, pie y oído son controlados por el mismo lado cerebral. La lateralidad cruzada se produce cuando mano y ojo son controlados por hemisferios diferentes.

 

Qué importancia puede tener esto? Aunque no es determinante, el hecho de tener lateralidad cruzada puede llegar a generar un problema de aprendizaje. Es bastante habitual que los niños que presentan trastornos de escritura, lectura, cálculo o TDAH suelan tener un lateralidad cruzada. El 65% de los niños con trastornos de aprendizaje tienen problemas de lateralidad y, en muchos casos, son confundidos con disléxicos ya que al igual que ellos, confunden letras, presente y pasado, derecha e izquierda, etc.

Una buena lateralidad es fundamental para un correcto aprendizaje y desarrollo ya que nos permite orientarnos en el espacio que nos rodea, nos ayuda a leer y escribir correctamente y nos capacita para realizar operaciones matemáticas.

lateralidad-cruzada

¿Por qué se generan problemas? Porque es necesario que la información que percibimos llegue a un mismo punto en nuestro cerebro. Siguiendo siempre el camino más directo. Si entra por dos hemisferios diferentes el recorrido que tiene que realizar será más largo y por lo tanto habrá un desgaste innecesario de energía y sufriremos más cansancio.

 

¿Por qué se dan problemas de lateralidad? Una lateralidad mal definida es el resultado de un sistema nervioso mal organizado. Y puede estar asociado a problemas de visión (acomodación, binocularidad, mala percepción visual), auditivos, coordinación y equilibrio, baja velocidad en el procesamiento de la información, o problemas de escucha.

Algunas pistas

En España los pioneros en los estudios sobre lateralidad, detección y tratamiento de la misma son el doctor Ferrer y la optometrista comportamental Elisa Aribau. Ambos, coinciden en que entre los síntomas más habituales que nos indican que podemos estar ante un trastorno de lateralidad encontramos alteraciones en el procesamiento  y ordenación de la información, diferenciar entre derecha e izquierda, dificultad para organizarse en el espacio, inseguridad, inestabilidad, problemas psicomotrices, etc.

Ferrer y Aribau nos explican igualmente que el niño mal lateralizado se comportará como un ambidiestro, presentando problemas en el aprendizaje, en la automatización de la lectura, la escritura y el cálculo; desequilibrio emocional, dificultad para situarse en la derecha o en la izquierda del espacio y lentitud de reflejos.

libro lateralidad

¿Cómo se detecta en un aula?

En el aula, los trastornos de lateralidad suelen confundirse con la dislexia ya que, los problemas para situarse en el espacio y la confusión entre izquierda y derecha provoca disgrafías, discalculias y dislexia. Este tipo de niños suelen preferir las tareas orales a las escritas así como el cálculo mental al realizado sobre un papel. Su pobre comprensión lectora y baja velocidad leyendo es lo que hace que estos niños eviten la realización de este tipo de tareas.

 

¿Qué determina la lateralidad? El que uno de nuestros hemisferios cerebrales predomine sobre el otro puede deberse a varios factores: por nuestra herencia genética, si en casa todos somos zurdos, es probable que mi hijo salga zurdo; por influencia física del entorno; por condiciones afectivas, el niño siempre quiere sentirse integrado y por lo tanto puede imitar conductas; o por factores educativos, igual que aprendemos unas cosas, podemos aprender a escribir con una u otra mano.

 

En nuestro centro...A pesar de que la lateralidad debería estar organizada a los 6 o 7 años, es posible reajustarla superada esta etapa. Como ya hemos visto, es fundamental para el buen desarrollo libro hemisferiosneurológico, motor y cognitivo del individuo. En el centro terapeútico MiraDA nuestros optometristas comportamentales realizan terapias para obtener una óptima coordinación, ejercicios contralaterales para aprender a usar los dos hemisferios de manera conjunta y muchos más ejercicios que consiguen que el paciente se active espacialmente, aprenda a organizar su estructura corporal y, por lo tanto, empiece a superar sus dificultades de aprendizaje ocasionadas por este trastorno.

 

Publicado en Artículos, Sin Categoría.

Deja un comentario