Más de 25.000 leoneses cambian las letras de sitio al leer o escribir

La noticia saltaba recientemente a los medios castellanos de información: más de 25.000 leoneses descolocan las palabras al leer y escribir. No es una enfermedad, aunque si no se detecta a tiempo causa fracaso escolar. ¿Cómo se puede detectar una dislexia de manera temprana? Según explican desde La Asociación de Dislexia en Castilla y León, donde atienden cada año a una treintena de familias que solicitan orientación, asesoramiento y pautas para eliminar las barreras en el aprendizaje, uno de los rasgos más significativos es la velocidad de lectura. “Las personas disléxicas leen lento —aunque el grado de comprensión de los textos es normalizado— y escriben con faltas de ortografía. No distinguen ‘haber’ de ‘a ver’ «porque el procesamiento que hacen de las palabras en su cerebro es fonético. Escuchan y reproducen, pero no automatizan la compresión con el grafema», explica Ana Isabel Blanco García, de la asociación de León y vicepresidenta de la Asociación Nacional de Dislexia.”

Investigadores de la Escuela de Telecomunicaciones de la Universidad de Málaga trabajan para construir modelos de dislexia que les permita construir un modelo de diagnóstico precoz y pasar de los 7 a los 4 años y avanzar en el conocimiento biológico de este trastorno de la lectura.

Según explican, «El cerebro lee a través de dos rutas, una léxica y otra fonética. En los casos de dislexia pueden verse afectadas una o ambas. A través de la ruta léxica leemos de manera global palabras más familiares, mientras que por la ruta fonológica leemos silabeando palabras nuevas». En la intervención terapéutica, la logopeda Paula F. Marco enseña a los menores con dislexia métodos de integración visual para que comprendan e interpreten las palabras escritas. «Lo que hacemos es entrenar la oculomotricidad y la discriminación visual», explica la logopeda.

El sistema sensorial auditivo es relevante para el desarrollo de la conciencia fonológica, «que es la capacidad de segmentar los sonidos del lenguaje y formar nuevas palabras». Para avanzar y mejorar, porque la dislexia no desaparecerá nunca, la logopeda trabaja con distintas actividades como hacer rimas, contar sílabas, contar fonemas, identificar sonidos dentro de una palabra, asociar sonidos iguales en distintas palabras, invertir sílabas, invertir palabras, representar fonemas con letras, omitir o añadir sílabas a una palabra… «en definitiva, actividades encaminadas a un buen manejo de los fonemas que componen una palabra».

Una de las herramientas más valiosas para acelerar los procesos de adquisición de la lectura es la neuroestimulación auditiva «que permite percibir los sonidos con mayor precisión y aumentar la velocidad en la secuenciación y transmisión de la información verbal», aclara Paula F. Marco. Es lo que se conoce como método Bérard. «Es conveniente entrenar las dos rutas lectoras con un abordaje global de palabras aisladas y la lectura de sílabas por separado. Gracias a la plasticidad del cerebro es posible alcanzar muy buenos resultados en el tratamiento». La lateralidad hemisférica, visual y auditiva «son esenciales para que la información se comprenda y se interprete de manera más veloz y el resultado en la lectura sea de mayor calidad», explica la logopeda.

En MiraDA ofrecemos terapias de Método Bérard personalizadas para cada paciente. Con nuestro entrenamiento y el compromiso personal de quien nos visita, somos capaces de hacer que se supere cualquier dificultad de aprendizaje. Si crees que puedes encontrarte en una situación parecida o simplemente quieres hacer una revisión optométrica y auditiva completa y personalizada para evaluar tus habilidades, no lo dudes y visítanos, estaremos encantados de atenderte. Sacaremos lo mejor de ti

Mirada, ver bien para pensar mejor

Publicado en Sin Categoría y etiquetado , , , , , .

Deja un comentario