Control de miopía y Ortoqueratología Nocturna (ORTO-K)

La miopía es un defecto refractivo del ojo que hace que veamos borroso de lejos, ya que actúa como si fuera una “lupa”.
Según los últimos estudios en 2050 la mitad de la población mundial será miope. En la actualidad en países como China (donde la miopía es considerada una pandemia) ya están tomando medidas para frenar su progresión ya que en su población más del 90% de los niños son miopes.

Las consecuencias de padecer una miopía alta van más allá de las molestias de visión borrosa, el riesgo de padecer patologías como el glaucoma o el desprendimiento de retina crecen exponencialmente a partir de las 6 dioptrías.

Inevitablemente el campo de la contactología ha avanzado enormemente en los últimos años con el objetivo de parar este fenómeno. Tanto es así que en la actualidad ya es posible frenar en gran medida la miopía a través de lentes de contacto especiales: lentes de Ortoqueratología Nocturna (ORTO-K).

¿Cómo actúan estas lentillas?

  • Se utilizan durante las horas de sueño.
  • Modifican la curvatura corneal ejerciendo presiones en puntos estratégicos.

Esta nueva geometría corneal permite que la imagen que llega a retina esté enfocada completamente, incluso en la periferia.

¿Cualquier persona puede usarlas?

A día de hoy el rango de graduaciones y parámetros oculares que pueden usar este tipo de tratamiento es bastante amplio, no obstante si desea tener más información o desea hacerse un estudio puede contactar con nosotros a través de esta web o en el teléfono e e-mail indicados en la misma.