Hoy hablamos de…la estereopsis

La palabra estereopsis procede del griego y significa visión sólida. Gracias a ella podemos percibir el mundo que nos rodea en 3 dimensiones, estimar distancias y apreciar volúmenes.

Esta cualidad del sistema visual empieza a desarrollarse desde los tres primeros meses de vida, primero de una forma muy gruesa porque el entorno del bebé se desarrolla en distancias muy cortas (el pecho y la cara de la madre).

A medida que el entramado neuronal del recién nacido se va expandiendo, este se va moviendo más y explora distancias más lejanas. Para desarrollar una buena estereopsis es fundamental un buen desarrollo motor, por eso es imprescindible dejar al bebé en el suelo, de esta forma podrá explorar mejor el espacio que le rodea.

La estereopsis es una de las habilidades neurovisuales más difíciles que lleva a cabo el cerebro visual. Clínicamente tiene mucho valor, ya que si los valores de la misma son buenos, puede decirse que el resto de las estructuras visuales están sanas.

Para entender la gran importancia de esta habilidad observemos la siguiente imagen.

 

Captamos las imágenes de los objetos que vemos a través de los ojos, pero esta información viaja a través de las fibras nerviosas rojas y azules hasta llegar a la parte posterior del cerebro, donde se encuentra la corteza visual.

Justo en la corteza visual es donde se procesa toda la información que llegó inicialmente a los ojos, cualquier fallo a lo largo de este recorrido ocular y neurológico afectaría a la estereópsis desde un grado leve a otro más avanzado.

La estereópsis puede verse afectada por:

  • Defectos refractivos leves, medios y altos (miopía, hipermetropía, astigmatismo)
  • Presbicia o vista cansada.
  • Insuficiencia acomodativa.
  • Exceso o insuficiencia de convergencia o divergencia.
  • Estrabismo
  • Ambliopía.
  • Problemas neurológicos.
  • Cataratas

Si deseáis conocer el estado de vuestras vías visuales y estereópsis, en MiraDA os podemos realizar un exhaustivo examen visual con pruebas específicas que os informarán de vuestro rendimiento visual.

Publicado en Artículos.

Deja un comentario