Hoy hablamos de…La ambliopía

¿Qué es?

La ambliopía u ojo vago es un problema visual que afecta desde muy temprana edad. Normalmente, el ojo dominante alcanza una agudeza visual significativamente mayor que el ojo ambliope.

¿Qué tipos hay?

Existen ambliopías leves, donde la diferencia de agudeza visual entre ambos ojos no es más de una línea de diferencia o un 10% incluso con la mejor graduación.

En otros, como hemos indicado anteriormente, la diferencia entre las agudezas visuales de ambos ojos es más significativa.

En ambos casos el sistema visual está desajustado, ya que la rivalidad del ojo dominante sobre el ambliope no permite que este alcance todo su potencial.

Un concepto menos conocido por ser menos frecuente es el de la ambliopía bilateral, en la cual ninguno de los ojos alcanza una agudeza visual del 100% ni siquiera con la mejor compensación óptica.

¿Qué causa la ambliopía?

Las causas de la ambliopía son variadas:

  • Factores genéticos.
  • Cataratas y opacidades corneales en edades tempranas que impiden el paso de la imagen.
  • Incorrecto desarrollo visuo-sensorial.

¿Qué consecuencias tiene?

Las consecuencias de la ambliopía pueden derivar en problemas binoculares y dificultades académicas debido a que el procesamiento de la información visual es más ineficaz.

Tratamiento y recomendaciones

  • Exhaustivo examen visual donde se descarten patologías de la vía visual. Es lo primordial en estos casos.
  • Realizar pruebas optométricas que permitan reestablecer la menor rivalidad ocular entre ambos ojos, para que trabajen de manera conjunta.
  • Y un programa personalizado de terapia visual que elimine un patrón neurovisual erróneo.

Otro factor muy importante durante el tratamiento es la NOUTILIZACIÓN del parche. Los profesionales de la visión más convencionales aún lo siguen utilizando, los que siguen tendencias más actuales, donde se incluye MiraDA no lo empleamos porque sabemos que elimina el principio básico de la visión, que es usar ambos ojos para ver. Si tapas uno desaparece la VISIÓN BINOCULAR y esto no es nefasto para el paciente.

Publicado en Ambliopía.

Deja un comentario