Estimula el desarrollo visuo-motor de tu bebé

Cuando un bebé nace su cerebro posee una red neuronal elemental para realizar las funciones básicas de supervivencia (sueño, vigilia, hambre y sentido de alerta). El resto de las conexiones neuronales se van desarrollando a medida que al bebé le llegan diferentes estímulos. Por eso, no es de extrañar que los niños que han vivido situaciones extremas como un abandono y se crían en un ambiente con poca estimulación sensorial y afectiva presenten retraso madurativo.

Uno de los factores más importantes para un buen desarrollo visual es el movimiento. Gracias al mismo, al bebé le llegan nuevas sensaciones y desarrolla conexiones visuo-neuronales que parten de la zona más interna del cerebro hacia el córtex visual situado en la zona posterior del cerebro y hacia el córtex frontal situado anteriormente, lugar donde se desarrolla la cognición y el pensamiento racional.

Si a partir de los tres meses se pone al bebé en el suelo tres o cuatro horas al día tendrá el espacio suficiente para explorar visualmente distancias lejanas, interesarse por algo y desplazarse hacia ello. De esta forma, se ponen en marcha los mecanismos de enfoque en lejos y cerca así como también la estereópsis o visión en profundidad.

Las etapas básicas para un buen desarrollo visual y motor serían el volteo, el reptado circular, reptado lineal homo y contralateral, gateo homo y contralateral y finalmente andar.

Lo ideal sería que el niño finalizase cada una de las fases anteriores para desarrollar la visión en todos los planos y perspectivas espaciales, potenciando de este modo un buen sistema de enfoque, cálculo de distancias, lateralidad bien estructurada y fortaleza muscular.

Por tanto, desde MiraDA os decimos que ¡¡No temáis dejar a vuestros bebés en el suelo!! Eso no significa ser un padre o madre descuidado, realmente les estáis dando alas. Además, ellos esperan que vosotros también os tiréis al suelo para reforzar un desarrollo emocional feliz y divertido. ¿A qué esperáis?

Publicado en Artículos.

Deja un comentario