Cómo trabajamos

Nuestro metodología de trabajo consiste en atender al paciente desde que contacta con nosotros y mediante unos cuestionarios sencillos de síntomas visuales e historial de desarrollo que proporcionamos en nuestro centro, iniciamos un estudio de aquellos signos que pueden estar interfiriendo en el desarrollo normal y aprendizaje del paciente.

Tras concertar cita con el paciente se inicia un Examen Visual Optométrico que compone:

  • Integridad de las vías visuales: salud ocular, visión del color, agudeza visual y estado refractivo.
  • Eficacia visual: evaluación de las habilidades funcionales del control oculomotor y desarrollo de movimientos oculares, acomodación, visión binocular y estudio de lentes de rendimiento.
  • Informe.

Cuando el paciente es un niñ@, joven o adulto con dificultades de aprendizaje y atención es necesario realizar un estudio más completo, que consiste en un examen de visuopercepción. Se trata de una batería de test normalizados de percepción visual.

 

El propósito de estos test es conocer cómo procesa la información el sistema visual, la forma en la cual se integra la visión con las otras modalidades sensitivas y determinar si la visión está apoyando o interfiriendo con el rendimiento y el potencial del niño, joven o adulto.

 

Estudio de campo visual funcional

Valoramos el campo visual funcional central y periférico (binocular) del paciente.

 

Evaluación de Reflejos Primitivos

Constituyen una herramienta imprescindible para el tratamiento de las dificultades de desarrollo y aprendizaje.

Los reflejos primitivos son movimientos automáticos controlados por el tronco encefálico y se desarrollan en diferentes etapas de la gestación, se eliminan entre los 6-12 meses de vida o evolucionan hacia reflejos posturales. Si persisten mas allá de esta edad indican una inmadurez en el desarrollo del sistema nervioso central del niño o adulto.

Dentro de la Optometría Comportamental, se evalúan y tratan como parte del desarrollo, buscando aquellos reflejos que no se hayan integrado de forma correcta y que afectan directamente al desarrollo del sistema visual interfiriendo en habilidades tales como el control oculomotor, enfoque, coordinación ocular, integración bilateral, coordinación ojo-mano e integración visuo-motora. Cuando se trabajan de forma conjunta a la terapia visual los resultados son más rápidos y efectivos.