Caso práctico de terapia visual y orto – k

Introducción.

La paciente, de 42 años, presenta una miopía media y una presbicia incipiente. Utiliza gafas principalmente y hace uso de las lentillas de manera esporádica.

Síntomas visuales:

Cuando  acude a nuestra consulta presenta los siguientes síntomas visuales:

  • Dolor de cabeza sobre todo en la zona del ojo derecho.
  • Se frota los ojos.
  • Le molesta la luz.
  • Vocaliza silenciosamente cuando lee.
  • Nota que se le mueven las letras cuando lee.
  • La paciente empieza terapia visual para tratar esta sintomatología.

Diagnóstico tras evaluación optométrica:

  • Dificultades acomodativas: problemas de enfoque en ambos ojos.
  • Lateralidad visual cruzada.
  • Baja motricidad ocular, fundamentalmente en movimientos oculares para la lectura.
  • Baja capacidad de visualización (creación de imágenes a partir de los textos que se leen ).

 

Tratamiento:

Estimulación visual mediante ejercicios de terapia visual  donde se trabajaron los siguientes aspectos relacionados con la visión:

  • La periferia, que nos permite percibir lo que ocurre a nuestro alrededor mirando a un punto central.
  • Motricidad ocular para dar elasticidad y eficaz coordinación y ritmo a los músculos que mueven los ojos. Estos ejercicios ayudan a tener una lectura más precisa y eficaz.
  • Ejercicios de binocularidad y anti supresión. Tener los ojos abiertos no implica estar utilizándolos de forma coordinada y simultánea.
  • Actividades para estimular la acomodación o enfoque ya que esta facultad se pierde progresivamente con la aparición de la presbicia.
  • Vergencias. Para cada distancia nuestro cerebro debe mandar la orden a nuestros ojos para que estos abran más o menos sus ejes visuales de forma simétrica y con el esfuerzo justo.
  • Estereópsis o visión en 3D. Gracias a ella podemos percibir la profundidad, el volumen y la distancia entre dos objetos.

 

  • Orto-k.

Con el objetivo de controlar la miopía, se le comentan a la paciente las ventajas de la orto-k. La paciente decide someterse a este tratamiento y se le adaptan unas lentes de uso nocturno que moldean la córnea controladamente. Esta modelación le permite ver el 100% sin gafas ni lentillas y potencian las habilidades visuales adquiridas durante la terapia.

Si queréis saber un poco más sobre cómo funciona y las ventajas de Orto-K no dudéis en consultar nuestro blog o en poneros en contacto con nuestro centro terapéutico.

  • Percepción visual

En terapia visual es muy habitual empezar con unos objetivos para, progresivamente, darte cuenta de que hay otros muchos aspectos que debes trabajar. En el caso de nuestra paciente se trató del procesamiento de la información visual que le llegaba del mundo. Llegados a este punto, la terapia fue orientada hacia  un punto de vista más perceptual. Para poder ajustar los ejercicios a sus necesidades la paciente realizó todos los test que evalúan la parte motora, memoria visual y secuencial entre otros.

Seguimiento:

La paciente aun sigue acudiendo a terapia para trabajar las áreas anteriormente mencionadas  mediante distintos juegos y ejercicios que trabajan la visualización, la orientación espacial, la velocidad de reacción etc.

Pero para conocer su caso es mucho mejor escuchar a la propia paciente. Muy atentos al vídeo de su testimonio en el que nos detalla los progresos que ha hecho y cómo estos le han beneficiado a nivel personal y laboral.

Sin duda, la terapia visual repercute de manera integral y positiva en los pacientes que la realizan. No lo dudes y pídenos una cita. Te informaremos de cómo la terapia visual puede ayudarte. No se trata solo de ver bien, se trata de pensar mejor gracias a una buena visión.

Publicado en Casos prácticos.

Deja un comentario